jueves, 6 de marzo de 2008

Incomunicados


La noche anterior ella llegó casi a las 11, cansada de un duro día de trabajo. Cenaron delante del televisor, viendo una película regular, que ya habían visto por lo menos tres vecesy que ni siquiera se molestaron en comentar. Se acostaron pronto y se durmieron nada más apoyar la cabeza en la almohada.

Él se fue al trabajo mientras ella dormía todavía.
Una hora después, con una taza de café en la mano, ella encendía la pantalla del ordenador para descubrir que él había dejado su correo abierto.

La curiosidad pudo más, y así descubrió el mensaje de la otra: "La otra tarde me lo pasé estupendamente. ¿Nos vemos mañana?".

En un acceso de furia, ella llamó a la madre de él y le contó lo que su hijo había hecho, y le comunicó, que desde aquel instante, él ya no vivía en casa. El resto del día lo pasó colgada del móvil, contándole su desgracia a sus tres o cuatro mejores amigas y a su hermana. Ellas se ocuparían más tarde de contárselo a los demás.

No mucho después, él recibió una llorosa llamada de su madre en la oficina. "Mamá, no pasó nada, es sólo una amiga con la que tome un café...". El resto del día lo pasó ocupado con su portátil, enviando mails para comunicar a todos sus amigos y conocidos que la boda se había cancelado. La madre de él se encargó de comunicárselo telefónicamente a toda la familia. Una pena, porque las invitaciones habían sido enviadas una semana antes.

Se armó un escándalo, por supuesto: Los dimes y diretes no dejaron de circular en un mes por lo menos.

Desde entonces, que yo sepa, no se han vuelto a dirigir la palabra.



Foto: Oh!

5 Han entrado en la cochiquera:

nualo dijo...

Hola!
Uys eso no es nada! No leisteis aquella pareja que se enamoraron por msn de otras personas, quedaron para conocerse y resultaron ser ellos mismos?? acabó igual y eso que se volvieron a enamorar! jajajja
un saludo
Yolanda(nuala) y Carlos(nualo)

Anónimo dijo...

SOY YO
Si es que internete con eso del anonimismo no es muy bueno, al final como el contacto real nada

No soy Job dijo...

En realidad, la mayor incomunicación, en este caso, se da entre las dos personas que se supone que estan en contacto.

laurevolume dijo...

very nice ... !

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Tienes razón: cuántas cosas suceden por no hablar, por tomar decisiones demasiado rápido, por accesos urgentes de orgullo herido... y qué difícil es volver atrás o pedir perdón.
--
¿y yo, con la cantidad de cafés que voy tomando por ahí?